Diferencias entre las prótesis anatómicas y las prótesis redondas

asimetría mamaria
Asimetría mamaria
abril 5, 2018
Dermolipectomía
¿Qué es una dermolipectomía abdominal? ¿En qué consiste?
abril 18, 2018
prótesis anatómicas

¿Estás pensando en ponerte implantes de prótesis mamarias? Si es así, seguro que una de las primeras dudas que te ha surgido es: ¿prótesis anatómicas o redondas? Si tienes dudas de qué tipo de prótesis implantarte, sigue leyendo este post y conoce las principales diferencias.

Es normal que de antemano las clientas vengan con las ideas preconcebidas pero es esencial conocer el tipo de cuerpo de cada paciente y comprobar qué prótesis mamaria es la más adecuada para cada una de ellas.

Además, también se tiene una idea preconcebida del tipo de prótesis mamarias. En general,  muchas personas piensan que las prótesis anatómicas no son naturales. Pero esto no es cierto ya que depende mucho del tipo de persona que las lleve implantadas.

Prótesis anatómicas

 

¿Qué tipos de prótesis mamarias existen según su forma?

Normalmente, diferenciábamos entre dos tipos de implantes mamarios: prótesis anatómicas y prótesis redondas. Pero en la actualidad, también podemos destacar otro tipo de implante. Nos referimos a las prótesis ergonómicas.

Por lo tanto, en resumen, nos podemos encontrar tres tipos de implantes:

  1. Prótesis de forma anatómica.
  2. Prótesis de forma redonda.
  3. Prótesis de forma ergonómica.

¿Cómo se introduce la prótesis en la mama?

Aunque la paciente desee o tenga una idea de la zona del seno por la cual se le implante la prótesis mamaria, es en todo caso, el doctor el que decida por dónde se realizará finalmente.

Las zonas más comunes por las que se implantan las prótesis mamarias son tres:

  • La zona de la areola del pezón o aumento de pecho areolar: Es una de las vías de introducción más utilizados por los profesionales aunque puede ser la que mayor dificultad presenta. Esto es debido a que el tono de la piel pezón varía. No es aconsejable para prótesis de gran tamaño.
  • La introducción a través de la zona de la axila o aumento de pecho axilar: Se acude a ella cuando la areola es demasiado pequeña o la paciente lo pide expresamente.
  • El acceso debajo del pecho o aumento de pecho axilar: Esta es la técnica más sencilla y la más segura para todos los tipos de modelos de prótesis mamarias, es decir no importa el tamaño y la forma de las prótesis anatómicas, redondas o ergonómicas en este caso. Normalmente, utiliza en las mujeres con una areola en el pezón muy pequeña y en las que quieren una prótesis de un volumen importante.

Una vez implantada la prótesis mamaria, toca el proceso de recuperación tras la cirugía de aumento de pecho.

Se coloca un vendaje durante unos días y durante este tiempo, es normal que la paciente se pueda sentir cansada y con dolencias.

En cuanto a los puntos de la cirugía, se suelen retirar después de unas semanas de la operación de pecho. Además, el edema cede de manera completa en la mayoría de los casos después de las 3 a 6 semanas.

Prótesis anatómicas

Principales características de las prótesis anatómicas, redondas y ergonómicas

En los años sesenta, las prótesis mamarias que se utilizaban eran lisas y redondas. Con el paso de los años, la técnica ha ido mejorando, como ocurre con la mayoría de las técnicas médicas ya que en este campo se produce una constante evolución en resultados estéticos.

Con la creciente importancia e interés en las mujeres en mejorar su apariencia estética en las mamas, los fabricantes se pusieron manos a la obra y crearon las prótesis redondas y las prótesis anatómicas.

Uno de los principales debates en el aumento de mama es la elección de la forma del implante. Hoy en día, además de estos dos tipos de prótesis, ha surgido una tercera: las prótesis de forma ergonómica.

¿Quieres conocer las diferencias entre las tres prótesis principales del mercado?  Te las contamos a continuación.

  1. Prótesis anatómicas: Son las más populares entre las pacientes. La característica principal es que cuentan con una forma más natural, podríamos decir, ya que tienen forme de gota o lágrima. Es lo más parecido al pecho natural de una mujer. Suelen estar compuestas de gel de silicona de alta cohesividad y con una capa o envoltura muy estable. En la parte superior de la prótesis tiene menos relleno que en la inferior.

A diferencia de las prótesis redondas, las prótesis anatómicas tienen una altura y anchura distinta en cada caso. Esto es debido a que se debe adaptar mejor a las asimetrías y necesidades específicas que tiene cada cuerpo de mujer. Existen distintos tipos de prótesis mamarias dependiendo del tipo de morfología de las pacientes. Los especialistas han desarrollado modelos cortos y anchos, largos de delgados y otros casi con las mismas medidas en cuanto a anchura y largura.

¿En qué casos se recomiendan las prótesis anatómicas? Principalmente, en aquellas mujeres que desean un mayor volumen natural de pechos. También a pacientes que presentan anomalías en el tórax o asimetría mamaria.

  1. Prótesis redondas: A diferencia de las prótesis anatómicas, tienen los centímetros cúbicos en toda la prótesis mamaria. Por esta razón, al implantarse en la mama, rellena el pecho de forma uniforme, con las mismas medidas tanto en la zona superior como en la zona inferior del pezón.

Este tipo de prótesis mamaria se recomienda a pacientes que tiene un gran volumen de pecho  y no se nota tan “artificial” que en el caso de que la paciente tuviera poco pecho. Si aun así, la mujer quiere este tipo de prótesis con forma redonda, se recomienda implantarla por detrás del musculo, para obtener así el resultado más natural posible. También se recomiendan en las mamas normales con cierta hipoplasia siempre que la paciente desee un escote bien definido y relleno.

  1. Prótesis ergonómicas: Han supuesto una revolución en el mundo de la cirugía estética. Las principales características de estas prótesis se pueden comprobar en la cubierta y en su matriz. En cuanto a la cubierta, tiene una textura más uniforme y la peculiaridad de que se adapta al movimiento natural de la mujer. Es decir, se adapta de manera total y completa a la forma de los senos.

Una curiosidad de este tipo de prótesis mamarias es que cuenta con un microchip. En ocasiones, es necesario realizar un cambio de prótesis por rotura o simplemente, por querer variar de forma de pecho, en estos casos es necesaria la documentación reglamentaria. No hay que preocuparse por ello, ya que, como decimos, tiene integrado un microchip, llamado Q Inseide Safety Technology.

Prótesis anatómicas

¿Cada cuántos años debo cambiar las prótesis?

Siguiendo con el tema del cambio de prótesis, seguro que te ha surgido la duda. Muchas mujeres creen que beben cambiarse cada 10 años obligatoriamente, aunque sin embargo esto no tiene un fundamento científico del todo cierto. Esto depende mucho de la calidad del modelo, ya que dependiendo de si se utiliza uno u otro, se garantiza una fecha de caducidad u otra.

Eso sí, es imprescindible llevar un control y un seguimiento de las prótesis mamarias para comprobar su estado de conversación. En algunos casos, y solo en estos casos, en los que se destaque alguna alteración o algún tipo de defecto es aconsejable la sustitución de unas por otras y se tendrá que proceder a ello.

Lo ideal para hacer este tipo de revisiones es hacerla cada año, aunque en muchas ocasiones se realizan cada 3 años. Puede ser de dos formas: resonancia magnética o ecografía.

En ocasiones, se incluyen unos programas de garantías  con una cobertura de por vida, en cambio, es necesario que previamente preguntes a la clínica para conocer las garantías.

En definitiva, el aumento de pecho se ha convertido en una de las operaciones más demandadas por las mujeres en la actualidad. Son muchas de ellas que se deciden a someterse a una cirugía de pecho para aumentar su tamaño o mejorar la forma que siempre han soñado.

En nuestra clínica, sabemos la importancia que tiene la decisión  de someterse a una operación y por ello, la Doctora Ruiz Ruiz está perfectamente preparada para ello ya que cuenta con más de20 años de experiencia.

Pide una cita, la primera es gratuita, déjate asesorar como es debido y conoce la prótesis mamaria más adecuada para ti y tu cuerpo.

Si tienes alguna duda, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, te ayudaremos en lo que necesites. Visita nuestra clínica, nos encontramos en Calle Compositor Lehmberg Ruíz nº 28 – 29007- Málaga, y te atenderemos de una manera más personalizada.