¿Cuáles son los procedimientos más comunes de la cirugía reconstructiva?

Otoplastia
10 cosas que debes saber antes de realizarte una otoplastia
mayo 23, 2018
Orejas de soplillo
¿Se pueden corregir las orejas de soplillo? Te contamos cómo
junio 12, 2018
cirugía reconstructiva

¿Estás pensando realizarte una cirugía reconstructiva y no te atreves? Has llegado al post indicado en el momento indicado. En este artículo encontrarás toda la información que necesitas para tomar esta decisión de parte de expertos en la materia. ¡Dejarás de tener dudas y miedos sobre este tipo de operaciones!

¿Qué es la cirugía reconstructiva?

La cirugía reconstructiva es un tipo de cirugía plástica que normalmente se aplica sobre partes del cuerpo que tienen estructuras anormales y estas son causadas por distintos problemas como pueden ser: congénitos, del crecimiento, enfermedades, infecciones, accidentes,…

Este tipo de operaciones tienen el concepto de que suelen ser operaciones estéticas y algunas veces puede ser este el motivo de la operación, pero otras veces se realizan para mejorar una función del cuerpo que por su forma no es la adecuada para el buen funcionamiento de estas partes.

En definitiva, la cirugía reconstructiva se encarga de restaurar, a través de técnicas quirúrgicas, una parte del cuerpo que se encuentra deformada o que, directamente, se ha perdido de forma parcial o total, consiguiendo así la forma original de dicha parte.

Áreas en las que se aplica la cirugía reconstructiva

Hay ciertas áreas o problemas en los que es especialmente conveniente aplicar una cirugía reconstructiva. Destacaremos algunos de los principales:

  • Fracturas con cierta complicación del cráneo facial.
  • Malformaciones congénitas del esqueleto craneofacial y de la cara como podrían ser los labios y paladar leporino.
  • Este tipo de operaciones también se realizan para corregir traumatismos faciales.
  • Quemaduras por distintos motivos.
  • Reconstrucciones de tejidos blandos ocasionados por cirugías oncológicas, traumas, infecciones, malformaciones congénitas.
  • Cirugía de la mano.
  • Enfermedades degenerativas como puede ser la artritis, etc.

¿Sabes cuántos tipos de procedimientos de cirugía reconstructiva existen?

Como has podido observar en el punto anterior existen muchos ámbitos en los que se aplica la cirugía reconstructiva y, en cada uno de ellos, se puede diferenciar un procedimiento distinto. A continuación, describiremos algunos de los principales procedimientos de cirugía reconstructiva.

Corregir  cicatrices

Cirugía reconstructiva

Las cicatrices como consecuencia de cirugías previas, traumatismos y otros pueden ser muy antiestéticas o producir problemas funcionales por retracciones o incapacidad para realizar movimientos completos o impedir las funciones de ciertos órganos como en los parpados o en la boca.

Existen muchos procedimientos distintos para corregirlas, aunque no las hacen desparecer, consiguiendo una mejora tanto estética como funcional. Entre los diferentes procedimientos se encuentran la colocación de expansores, realización de colgajos y z-plastias, estas últimas  colocan la piel en una posición en forma de “z” para disimular la forma de la cicatriz.

Cirugía reconstructiva de pecho

Cirugía reconstructiva

Sin duda, la cirugía reconstructiva más común, ya que gran cantidad de pacientes deciden realizarla, es la cirugía de reconstrucción o reducción mamaria. Las razones más comunes por las que, sobretodo pacientes femeninas, deciden realizarse este tipo de cirugías suelen ser por haber superado un cáncer de mama, por haber tenido problemas con implantes de pecho o por lesiones físicas en esa parte del cuerpo.

Este tipo de defectos o lesiones en las mujeres, si se nota a simple vista, puede causar un problema de autoestima en ellas ya que los pechos se consideran un símbolo de feminidad. En este caso se puede decir que este tipo de cirugía resuelve los anteriores problemas mencionados ya que sus resultados resultan prácticamente perfectos.

Existen muchos métodos distintos para realizar una cirugía de reconstrucción mamaria según el tipo de problema, pero los más comunes y populares suelen ser el implante de pecho y los métodos de reconstrucción flap.

  • Método del tejido expansor o implante de pecho: Es una operación que consiste en implantar una prótesis temporal en un bolsillo situado debajo del músculo pectoral mayor. Seguidamente se inyecta una solución salina para expandir el tejido. Este proceso suele durar varias semanas o incluso meses. Una vez que el tejido se ha expandido y ha alcanzado el tamaño ideal se sustituye el implante temporal por un implante permanente. Posteriormente, se reconstruyen aureola y pezón si la paciente lo requiere.
  • Cirugía reconstructiva con colgajo o flap: En este caso, en vez de expandir la piel, se utiliza piel y tejido subcutáneo de otra parte del cuerpo como pueden ser: nalgas, muslos, espalda o abdomen. Este tejido se une quirúrgicamente al pecho hasta lograr la forma necesaria para seguir con la reconstrucción. Si la zona donante y la receptora están cerca se puede formar túneles a través de los cuales se pasan los tejidos nuevos conectados vascularmente con su lugar de origen. Si la zona donante y la receptora están lejos hay que realizar las conexiones sanguíneas mediante técnicas microquirúrgicas. En ocasiones los colgajos deberán ser acompañados por implantes según el tamaño de la zona dañada. Si el pecho es pequeño no será necesario.

Reconstrucción de pezón

Este tipo de operación suele ser complementaria a la anterior. Se realiza cuando ha pasado un tiempo de la reconstrucción mamaria y la paciente se ha recuperado un poco para así asegurar la colocación ideal del pezón.

Al igual que las anteriores hay varios métodos para reconstruir el pezón, con pezón contralateral o mediante la utilización de colgajos locales para el pezón e injertos de piel para la areola. Por último, una vez recuperados, se tatúan del mismo color y forma que el otro pecho.

Cirugía reconstructiva de manos

Cirugía reconstructiva

Este tipo de cirugía es una de las más importantes dada la importancia que tienen las manos en nuestra vida diaria. La cirugía de reconstrucción de manos no logra solo que el aspecto físico de la mano vuelva a la normalidad sino que la mano entera vuelva a recuperar sus funciones lo que permite al paciente poder realizar una vida casi con total normalidad.

Según la discapacidad o el tipo de reparación necesaria, existe un tipo de cirugía específica en cada caso.

  • Reparación de tendón: Es muy común. Busca conectar los tendones cortados o rasgados para restaurar el movimiento y funcionamiento de la mano.
  • Enfermedad de dupuytren o contractura de la fascia palmar.
  • Cirugía del túnel carpiano de la mano: Este tipo de cirugía está destinada a personas que sufren el síndrome del túnel carpiano que impide el movimiento de la muñeca y la mano y esto les provoca la inflamación de los nervios y los tendones.

Cirugía de reimplantación de un apéndice

Este tipo de cirugías es de las más avanzadas hoy en día, pudiéndose implantar dedos de los pies, orejas, extremidades como manos, pies, brazos y piernas.

Este tipo de operaciones consisten en la limpieza de la parte a implantar, se reparan los tendones, arterias, venas y nervios y se unen con suturas. Cuando las venas han sido dañadas, se necesitará cirugía de reinserción. La parte más crítica de estas operaciones es la conexión de los nervios.

Beneficios de la cirugía reconstructiva

El principal y más evidente beneficio que todas las personas relacionan con la cirugía reconstructiva son los beneficios estéticos. Gracias a una buena cirugía reconstructiva se consigue que partes del cuerpo que resultaban imperfectas vuelvan a una posición casi perfecta.

Además, la cirugía reconstructiva nos reportará otros beneficios más prácticos. Hay zonas del cuerpo que pueden verse impedidas a realizar sus funciones por un trauma físico o un defecto de nacimiento. Por ejemplo, si tomamos como referencia la nariz, cuando esta está rota o tiene algún tipo de malformación, aparte de causar un mal efecto estético, puede hacer que una persona no pueda respirar con normalidad, produzca silbidos al hacerlo o fugas nasales. Estos problemas se resolverían con una reconstrucción de nariz que te dará un buen aspecto y calidad de vida.

Si estás interesado en realizarte cualquier tipo de cirugía reconstructiva o en cualquier otro tipo de intervención estética consulta nuestra web o nuestra consulta en C/ Compositor Lehmberg Ruíz nº 28, en Málaga. Solicita tu primera cita gratis sin ningún compromiso. ¡Te esperamos!